top of page

Incorporación de Avena, abono Verde para nuestra Viña

método para protección del suelo, producción de materia seca y enriquecimiento de esta materia Orgánica.


Los abonos verdes y la materia orgánica obtenida del compostaje, son los dos métodos más eficaces para fertilizar los suelos de nuestros viñedos.


Los abonos verdes cumplen múltiples funciones para la mejora del suelo. A continuación describimos algunos de ellos:

Leguminosas para abonos verdes: veza, yeros, guisantes, etc.; hacen fijación nitrogenada por simbiosis con bacterias en sus nódulos radiculares, fijando el nitrógeno en el suelo.Los abonos verdes incrementan el porcentaje de materia orgánica fresca (biomasa) en el suelo, así se mejora la entrada y retención de agua, aireación, y otras propiedades biológicas y físicas del suelo.El sistema radicular de algunas especies de abonos crecen profundamente en el perfil de suelo, pudiendo acercar a la superficie recursos de nutrientes indisponible para los cultivos comunes de enraizamiento superficial. Algunos ejemplos son las crucíferas.Los cultivos de cobertura comunes, previenen la erosión del suelo, y la compactación. Kirios de Adrada


Gramíneas: Centeno, avena, trigo sarraceno, ray-grass. Producen más materia verde para enterrar que las leguminosas (más materia orgánica para el suelo) y, una vez enterrados, los residuos se descomponen más lentamente. Las raíces de las gramíneas mejoran el sustrato porque ahuecan y ablandan el terreno. Sembradas juntas gramíneas y leguminosas enriquecen el terreno y forman un humus más estable. Kirios de Adrada


Resultado de una tierra nutrida.

733 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page